Cómo ser un buen cristiano


Deuteronomio 17:1-2
No ofrecerás en sacrificio a Jehová tu Dios, buey o cordero en el cual haya falta o alguna cosa mala, cuando se hallare en medio de tí, en alguna de tus ciudades que Jehová tu Dios te da, hombre o mujer que haya hecho mal ante los ojos de Jehová tu Dios traspasando su pacto.

Entonces decimos y NO hacemos. La vida de nuestro Señor Jesús nos ha demostrado que la incongruencia puede llevarnos a la ruina. Y no que dejes la puerta de tu cuarto abierta para ir a buscar agua, comer o darte una buena ducha.

Tu carácter debería basarse en palabras firmes tales como las que Jesús enseña. Así darás paso a ser limpio en Cristo Jesús.

Las escrituras dicen que las alimañas del diablo buscan enredarnos; entremos al tema; Cómo ser un buen cristiano:

  • Ora a Dios; Háblale; Llámalo…
  • Mantén una sintonía sincera y verdadera con Él.
  • Busca su reino en tú corazón.
  • Cree en su espíritu.
  • Da ejemplo donde quiera que estés.
  • Escucha su llamado mediante sus profetas, ángeles, siervos y hermanos en cristo.
  • Apártate del mal.
  • Apiádate de los enfermos y los pobres.
  • Dale diezmos y ofrendas.
  • Busca agradar a Dios de corazón.
  • Haz pactos, promesas y proyectos con Él.
  • Cumple lo que le prometes a Dios.
  • Sé compasivo.
  • Aprende a perdonar.
  • Sincerate con tus amigos y todos tus familiares.
  • Cultiva el don de la paciencia.

Dios tiene un reino de paz para con todos sus seguidores, ángeles, hijos e hijas. Él quiere que vivamos con nuestros familiares pero dándonos un corazón nuevo, porque él sabe que para cada uno de nosotros nuestro familiar tiene un significado que permite que nuestra genealogía, carácter, personalidad, amistades, costumbres y hábitos se formen y desarrollen.

Lo interesante es que Dios dice que tiene cada uno de nuestros cabellos contados. Te insto a que no temas. Solamente sigue sus instrucciones, veamos qué nos dice la biblia:

Job 31:1
Hice pacto con mis ojos;
¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?

Querido hermano en Cristo, si me lees es porque has de necesitar un nuevo corazón al igual que yo al momento en el que escribo estas líneas para tí.
Quiero instarte a que creas en Dios sobre todo lo material, da rienda suelta a tu imaginación. Ora MUCHO, yo lo hago a cada rato. Incluso a veces me pregunto si le molestará a Dios; Jaja… pero el detalle aquí consiste en tu capacidad para continuar a pesar de la tormenta, porque tienes un guía, tienes al Espíritu Santo.

Job 34:1
Entonces Eliú dijo:
Oíd, sabios, mis palabras;
Y vosotros, doctos, estadme atentos.

Isaías 57:15
Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

Entrad por la puerta estrecha diche el Señor…

Querido lector, permite hoy que Jesús entre en tú corazón.