La vida de Jesús [Parte 1]


Bendecido todo aquel que cree sin haber visto.

Después de una larga mañana de descanso me encuentro alejado de los propósitos humanos, mi nombre es Reynald y en este artículo escribiré sobre lo que he aprendido de la vida de Jesús.

Jesús: Llenen las tinajas con agua

“Y el agua se convirtió en vino”.

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos? porque su estrella hemos visto en el oriente, y hemos venido a adorarle…

Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, se les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:

Y tú, Belén de la tierra de Judá,
No eres la más pequeña entre
los principes de Judá;
Porque de ti saldrá un guiador,
Que apacentará a mi pueblo Israel.

… y enviándo Herodes a los magos a Belén, dijo: Id allá y averiguad cno diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacedmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.

Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.

Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Después de muerto Herodes, un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto. diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que te procuraban la muerte del niño.

Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel.

Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea, y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno.

Existe algo que organiza las cosas y se llama ORDEN, DISCIPLINA, AMOR y GRACIA. Porque hacemos posibles las cosas por la fuerza de nuestra voluntad y organizamos por nuestro foco (concentración), Dios da orden a todas las cosas.

Mateo 3

En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo:
Voz del que clama en el desierto,
Preparad el camino del Señor,
Enderezad sus sendas.

Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas y miel silvestre.

Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.

El bautismo es vida para un alma que ruega por un cambio y la guía de Dios y nuestro Señor conoce esta necesidad de cambio para nosotros.

Mateo 4

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:
A sus ángeles mandará acerca de ti, En sus manos te sostendrán para que no tropieces con tu pie en piedra.

Jesús le dijo: Escrito está también:
No tentarás al Señor tu Dios.

Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Mateo 5

Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea;

y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima en la región de Zabulón y de Neftalí, para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:

Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí,
Camino del mar, al otro lado del Jordán,
Galilea de los gentiles;

El pueblo asentado en tinieblas
vio gran luz;
Y a los asentados en región de
sombra de muerte,
Luz les resplandeció.

… Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.