EXPLORA – Recibe 100 veces más


¡Hola!

En este artículo nos basaremos en ese pequeño “misterio” de dejar nuestra familia cuando vamos creciendo.

Al momento de que la biblia nos dice que vamos a recibir 100 veces más al dejar padre, madre o parentela debemos tener en cuenta la localidad actual en la que nos encontramos. Lamentablemente la mayoría de las personas son tan estúpidas de hacer planes basados en sueños vanos, apoyando sus creencias en hombres o incluso caricaturas.

No digo que esto esté del todo mal. Lo que sí está mal, es enfocar toda nuestra fe y creencia ha algo tan pasajero como un sueño vano que se encuentra a kilometros de distancias.

La misma biblia nos dice que al momento de morir se nos dará una semilla nueva, las cosas viejas pasarán y seremos echos nuevos. Es cierto que la esencia de nuestra alma en nuestros genes permanecerá, pero no los planes, no los sueños. De ser así, todo niño de 8 años sabría lo que va a estudiar en la universidad; a los 15 ya estaría preparado para ir la universidad y tendría todo lo que anhela como máximo a la edad de 19 años (calculando de una forma rápida y poco tediosa).

Bien, con esto claro; la pregunta más pertinente sería: ¿Cómo sé qué paso debo dar a continuación? ¿Cómo avanzar por mi cuenta y asegurar mi “futuro”?.

La realidad es bien simple. Así como la evolución de cada ser es totalmente distinta, así como no sabemos el futuro de quien está a nuestro lado y no podemos asegurar NADA hasta que esto este REALIZADO en su totalidad. Así mismo nuestro futuro debe ser ASEGURADO por nosotros mismos.

En mi caso me encanta la biblia cuando nos dice:
“Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.” Mateo 19:29

A ver, es necesario comprender que cuando se nos dice “vida eterna” se refiere a esos pasos que dejamos, esas marcas que conformamos y permitimos para la generación venidera DESPUÉS DE NOSOTROS. Es simple y a la vez complejo.

Permite que te lo diga una forma más compacta, formulada y digerible:

  • Nuestra vida es como el agua.
  • Nuestros sueños son como los bloques que conforman la vida.
  • Las ideas son como el aire.
  • Nuestro espíritu es lo que guardamos en nuestro corazón conforme a los mandatos de Dios.

Hasta que no comprendamos algo tan esencial, permaneceremos en un circulo vicioso interminable, donde sólo sentiremos que vamos a avanzar hasta donde “LOS MAYORES” nos lo permiten. Por esta razón, la biblia nos deja claro también: “Los primeros serán los últimos y los últimos como primeros”.

Es como queriendo decir: “Aquel que ves delante, puede que esté de último y viceversa”.

Es cierto que de generación en generación nuestra vida irá conformando nuevas cosas y nos permitirá ser mejores personas, siempre tendremos esa esencia y ese “gen-egoista” descrito por Richard Dawkins, pero aún así lector, aún así, no debemos permitir que el apego a aquello que creemos nos desenfoque de la realidad de que: Nada es permanente, todo fluye y cambia, puede ser controlado sólo hasta la medida en la que NOSOTROS y NUESTRO entorno entienda y comprenda nuestros mismos conocimientos.

A largo plazo, siempre irá una generación distinta que escribirá nuevamente la anterior y así sucesivamente.

Esto es algo que muchos parecen entender, pero solemos olvidar, por esto he escrito este articulo. Te insto a que por favor, te pongas LAS PILAS.

Por favor, debemos dejar las niñadas y comenzar a EXPLORAR. Al final, el mundo es NUESTRO y NUESTRO desarrollo solamente llegará hasta donde nosotros lo permitamos.

Éxitos y que Dios les guíe.